GARANTÍA CASADALBA

Como ya te puedes imaginar, y no podría ser de otra manera, todos nuestros productos están garantizados en el ámbito nacional contra cualquier defecto de fabricación durante 2 años, según la normativa legal vigente sobre Garantías en la Venta de Bienes de Consumo.

La garantía y la fecha de inicio de la misma es la factura de compra, reconociendo al cliente su derecho a la reparación del artículo, sustitución, la rebaja del precio y la resolución del contrato.

Y dispones de un plazo de 2 meses, desde la entrega, para comunicarnos, por escrito, la falta de conformidad y si se supera dicho plazo, si desgraciadamente, cualesquiera daños y perjuicios serán asumidos por el comprador.

En caso de que no lo cubra la garantía, para un mejor y mayor servicio, en CASADALBA, bajo presupuesto, podríamos repararle su mercancía.


¿Qué no incluye la garantía?

1. Los daños en la mercancía que resulten de su desgaste normal de uso.

2. Las pequeñas diferencias constatadas en la mercancía por motivos de su propia composición como vetas y nudos de la madera, marcas en piel, variaciones en los tonos, etc.

3. Mercancías que no se hayan utilizado para uso privado.

4. En las secciones outlet o liquidación, productos de exposición, o cualquier sección de productos con un precio muy por debajo del habitual, los productos pueden presentar algún desperfecto. Estos defectos no darán lugar a reclamación de garantía sobre ellos, siendo el cliente conocedor de dichas anomalías y aceptándolas a cambio de un precio excepcionalmente bajo.

5. Defectos del producto que puedan resultar por tu culpa en cuanto a:

a. Almacenamiento, conservación y/o mantenimiento incorrecto.

b. Modificaciones y/o reparaciones realizadas.

c. Objetos y eventos externos producidos por sobrepesos, golpes, vandalismo, agua, luces naturales o artificiales, decoloración, condiciones meteorológicas adversas, etc.

d. Desplazamientos motivados por negligencia al hacer uso de la garantía.

6. El cuero es un producto natural expuesto a modificaciones en el color, la textura y la elasticidad. La presencia de pliegues, marcas o la posible falta de homogeneidad en el color, son características naturales del cuero (que denota su origen y la diferencia de productos artificiales), por lo tanto, no podrán considerarse como defectos de fabricación, quedando excluidas de esta garantía. Asimismo, los sofás en piel natural en blanco o un tono muy claro, sufrían modificaciones de tono con el paso del tiempo, que no serán motivo de cambio.

7. La pérdida de volumen de la espuma de poliuretano, napas, fibras acrílicas, plumas y demás productos de relleno en almohadas (de asientos, respaldos, brazos y riñoneras) es consecuencia directa del uso de las mismas, por lo tanto no debe confundirse con pérdidas de elasticidad o fatigas aceleradas debidas a causas del proceso de fabricación o a los materiales utilizados.